La Calle

¿Qué es el espacio? El espacio es cuando estás en un lugar. No puedes decir “Es cuando”; has de definir directamente la palabra. El espacio es cuando tienes un sitio. No puedes decir “Es cuando”. Pregúntame entonces Cuándo es el espacio. ¿Cuándo es el espacio? Cuando lo has recuperado. Cuando te acoge. Cuando te dice. Cuando se convierte otra vez en un artefacto incendiario que quema con arte y arde con arte. Uno de los pilares básicos de El Barrio de los Artistas desde su origen fue recuperar el espacio público. Por eso las acciones propuestas por lxs artistas tienen lugar sobre todo en la calle , en concreto en el casco viejo de la ciudad de Pamplona. La calle es de todas y todos. Hace tiempo en las calles las personas hablaban, se paraban mucho rato, nunca sabías a qué hora ibas a llegar, sí a la hora a la que salías, cuándo bajabas las escaleras. Porque como destellos de luz tranquila había en las aceras encuentros, re-conocimientos, momentos –como dice Sergio Adiego- de atención. Volver a las plazas, trabajar contra la deslocalización y por la habitación, era hace casi diez años un vocabulario también necesario, pero menos transitado. Por eso El Barrio nació y vive para estar en la calle, para revitalizar la ciudad con una herramienta de precisión insustituible: el Arte, así, con mayúsculas.

Arte en la calle es llevar a Pozo Blanco una instalación escultórica. Es ocupar la plaza consistorial con malabares. Es llevar a la calle Descalzos un mosaico donde cada vecino y cada vecina ponía una tesela de colores, arrimaba el hombro y contaba su historia. Lxs artistas de El Barrio han expuesto en la calle Chapitela, en el Paseo de Sarasate, a las puertas de sus talleres, en frente y en las paredes de la Catedral. En la plaza de Navarrería, la plaza de Santa Ana, la plaza del Castillo, en los soportales de la iglesia de San Nicolás, en las aceras de Jarauta. Se siembra de acciones la parte vieja de la ciudad más viva que nunca.

No es necesario nada especial para llevar Arte a esos sitios, para recuperar esos espacios y sentarnos a charlar un rato. Recuperar un espacio no es conquistarlo por la fuerza, no es comprarlo para tenerlo en propiedad. La calle comparte con el arte un denominador común y luminoso: que es de todxs. Hacer arte en la calle significa convertirla en un espacio de escucha y conversación, devolverla a su lugar en el imaginario ciudadano.

Anuncios